Reseña: Cuida de mi de Daniela Sacerdoti

12:30


Título: Cuida de mi.
Título original: Watch over me.
Serie: Glen Avich.
Autores: Daniela Sacerdoti.
Género: Romance.
Editorial: Libros de seda.
ISBN: 9788415854272.
Páginas: 279.
Precio argentino: $1980.
Goodreads Cúspide

Tras soportar años de fallidos tratamientos de fertilidad, un marido infiel y una familia opresiva, a Eilidh Lawson ya no le queda nada. Desesperada por hallar consuelo, decide marcharse al único lugar que siempre ha considerado su hogar: el pequeño pueblo de las Tierras Altas de Escocia donde creció. Allí, recuperará los pedazos de su corazón destrozado y, al hacerlo, se dará cuenta de que no es la única que lucha por superar un pasado doloroso.

Jamie McAnena, un amigo de su infancia, sigue allí tratando de sacar adelante a su hija Maisie él solo. Después de que su esposa lo abandonara para hacer carrera en Londres e incluso tras perder a Elizabeth, la abuela de la pequeña, parece haberse resignado a una familia de dos. Sin embargo, a veces la realidad va mucho más allá de lo que a simple vista se percibe.

A pesar de sus muchos reparos, una serie de curiosas circunstancias acabarán por unir a Jamie y Eilidh. Y es que incluso cuando todo parece perdido, la ayuda puede venir de donde menos te lo esperas.

Cuida de mí es la primera novela de Daniela Sacerdoti. Etérea y maravillosamente escrita, es una historia conmovedora que habla de superar el pasado y seguir adelante… aunque sea con una ayuda inesperada.


Durante muchos años Eilidh intentó quedar embarazada, pero ningún tratamiento de fertilidad logró que su mayor deseo se cumpliera. Para colmo, su familia vivía dándole la espalda en todo, casi que burlándose de ella por lo que estaba atravesando, y su marido llevaba engañándola hacía varios meses.

Su vida en Southport estaba rota, ella lo estaba. Era hora de un cambio, se iría a aquel lugar que le traía tan buenos recuerdos, donde vivía su abuela Flora. Volvería a las Tierras Altas de Escocia e intentaría florecer nuevamente.

La vida amorosa de Jamie parecía estar en pausa, casi por extinguirse. La mujer de la que había estado enamorado y con quien tuvo una hermosa hija, Maisie, los había dejado porque no se sentía feliz ni preparada para todo eso. Ya no quería a nadie más, no era el momento. Ahora quería disfrutar de su pequeña familia, que su hija fuese feliz. Su madre ya no estaba para ayudarlo, pero su hermana Shona nunca lo dejaba solo. Él saldría adelante sin importar que su corazón estuviese roto, lo haría por las mujeres de su vida.

Los mundos de Eilidh y Jamie se volverán a cruzar. Fueron muy buenos amigos de chicos y puede que el destino, con un poco de ayuda de algunos seres queridos que siguen flotando por aquí y por allá, los quiera nuevamente unidos para que ambos puedan sanar sus heridas.


La proximidad física de alguien a quien queremos es necesidad básica para todos nosotros. Carecer de esa proximidad supone llevar una existencia terriblemente fría, heladora. Tan fría que te marchitas y te mueres como una planta a la que nadie riega.

Hay libros que te llegan al alma y éste es uno de ellos. No tengo palabras para describir la felicidad que tengo ahora que terminé esta historia. Es que no es esa felicidad que simplemente te hace sonreír, sino la que te acelera el corazón, la que te completa un poquito más.


La manera en que sienten estos personajes traspasan las hojas y llegan a lo más profundo de nosotros. Es que creo que no es una simple historia de superación o de amor (dependiendo de donde la mires), sino que es un reflejo de la vida misma... la que nos hace pasar por mil cosas y sentir un millón más. Además hay magia, de esa que estoy segura que está presente entre nosotros aunque no seamos capaz de verla.
Todos ellos me gustaron y los protagonistas se llevan mi mayor admiración, aunque tengo un favorito. Elizabeth es la madre de Shona y Jamie, lleva muerta ya un tiempo pero aún se pasea por Glen Avich porque siente que algo le queda por hacer, que aún debe cuidar de sus hijos y nietos. Me encanta su carisma y el amor de madre que derrocha. Creo que la autora reflejó en ella esa magia que mucho de nosotros creemos que existe, en la que las personas que queremos mucho y perdimos están acá, cuidando de nosotros.

La autora es sencillamente increíble. Su pluma tan fresca y la forma de narrar la historia... le dio vida, y no muchos lo logran. Espero poder leer más de ella alguna vez, estaría muy feliz y emocionada por hacerlo.


Sin mucho más que poder agregar, recomiendo que lean Cuida de mi. No se pierdan esta fantástica historia de superación y mucho amor.





{5/5}



Flor Coda Sánchez