viernes, 23 de marzo de 2018

Reseña: La magia de ser Sofía de Elísabet Benavent



Título: La magia de ser Sofía.
Autor: Elísabet Benavent / BetaCoqueta.

Bilogía: Sofía #1.
Editorial: Suma de letras.
ISBN: 9789877390889.
Páginas: 527.
Precio argentino: $399.
Tematika | Cúspide | Goodreads 


Sofía tiene tres amores: su gata Holly, los libros y El café de Alejandría.
Sofía trabaja allí como camarera y es feliz.
Sofía no tiene pareja y tampoco la busca, aunque desearía encontrar la magia.
Sofía experimenta un chispazo cuando él cruza por primera vez la puerta.
Él aparece por casualidad guiado por el aroma de las partículas de café…
…o tal vez por el destino.
Él se llama Héctor y está a punto de descubrir dónde reside la magia.

La magia de ser Sofía nos introduce en una historia de amor y desamor, una historia realista, que te podría pasar a vos o a mi.

Nuestra protagonista femenina es Sofía, quien narra la mayoría de los capítulos de ésta novela. Ella es una chica regordeta que logra hacer lo que pocas hacemos: aceptarse como es y quererse a sí misma. Tiene una enorme pasión por su trabajo en el café de Alejandría, la lectura y el amor (aunque aprendió que no tiene que correr tras de él, sino dejar que un día llegue y fluya en ella). Sus grandes soportes tienen nombre y son: Oliver, su mejor amigo y el hombre más odioso de todos, Abel, su compañero de trabajo, y Mamen, mujer de su padre y mamá de sus hermanas gemelas.

Por otro lado tenemos a Héctor, que tiene voz propia en varios capítulos también. Es el protagonista masculino de la historia y quien se lleva el premio del "Dios del día" (inventado por Abel y Sofi para nombrar al cliente más lindo que vieron en su jornada) a penas traspasó las puerta del Alejandría. Un hombre tímido pero que te hace descostillar de risa, cualquiera se podría enamorar de él, ¿no? Solo que hay un problema... él llegó a Madrid con el objetivo de conseguir un buen trabajo como Diseñador gráfico antes de que su novia, Lucía, de prácticamente toda la vida, termine con sus importantes asuntos laborales en Ginebra y se le una a él.

La historia de estas dos personas tan particulares, como lo son Sofía y Héctor, comienza de un día para el otro, al igual que cualquier otra. Primero se van conociendo a través de pequeñas charlas, más adelante se vuelven buenos amigos y luego se dan cuenta de que prácticamente todos los días (y algunas noches también) están juntos y es por algo. Ambos harán todo lo posible para que el amor no crezca entre ellos, pero Sofi es muy soñadora y la relación de Héctor con su pareja viene en picada aunque no lo acepte... ¿podrán evitarlo?


–Sofi..., que lo que quieres no haga que se te olvide lo que mereces.

Por meses varias bloggers me insistieron a que leyera cualquier cosa de la autora porque realmente valía la pena. No dudé en ellas ni un segundo, pero no me imaginé que me iba a encantar tanto su forma de escribir.

Elísabet Benavent logró que una historia ficticia pareciera real tanto por los escenarios que podemos apreciar como por el comportamiento de los personajes y las situaciones que viven. Increíblemente te lleva a ponerte en el lugar del otro y aceptar decisiones, incluso cuando sabés que lo que está haciendo no es del todo correcto. Es capaz de llevarte de un estado de ánimo a otro en cuestión de capítulos, por no decir que también está calificada para hacerlo en cuestión de párrafos.

Realmente me quedé sorprendida con la capacidad de escribir de esta mujer y les confieso que no pienso quedarme con únicamente esta bilogía en mis manos, no, poco a poco trataré de conseguir el resto de sus libros (incluso los que están por salir dentro de poco) porque es de esas autoras que te pescan y no te dan ganas de que te suelte.

Esta historia te engancha desde el primer minuto y, a pesar de que se desarrolla a través de un poco más de quinientas páginas, se lee rápido. Los capítulos son algo largos para mi gusto, pero no tanto como para quejarse porque abarca lo justo y necesario, ni más ni menos.


La trama del libro, que plantea miles de situaciones cotidianas, me pareció sencilla y muy bien desarrollada, por lo que logra ser una historia que te atrapa en exceso, como ya dije antes, y claramente realista. Una mujer buscando la magia de la vida por los rincones y un hombre que comienza a darse cuenta que lo persigue la tan odiosa rutina. Pero eso no es todo. Ésta novela también nos cuenta con un poco de profundidad la vida de Oliver, un mujeriego que comienza a aburrirse de salir cada fin de semana y se plantea diferentes cosas de la vida por el simple hecho de estar llegando a los mismísimos treinta años de edad.

Los personajes están construidos a la perfección, todos son sumamente reales. Entre los principales, Sofía es mi favorita por su personalidad tan amorosa, fresca e inocente. Entre los secundarios, fue Mamen por tener el fuerte papel de madrastra y ser quien apoya en todo a la protagonista, incluso más que su propia mamá (que la vive criticando por todo).
De esta forma Elísabet nos muestra que no siempre llevar el título de "padrastro" o "madrastra" deba asociarse a una persona oscura que te quiere sacar del camino porque piensa que sos un estorbo, no, eso tiene que ver con la persona y no con el título que lleva en tu vida.

Con respecto al final de la historia, necesito que lo descubran por si mismos. Lo que ocurre es algo tan habitual que frustra, porque se lo ve venir pero uno no quiere que pase.

Les aconsejo que antes de empezar con este libro consigan su continuación, La magia de ser nosotros, porque van a necesitar empezarlo de inmediato. Ojalá yo lo hubiese sabido antes, así me ahorraba la desesperación por saber como termina esta historia.

[...] El amor te encuentra cuando ya has decidido que lo mejor es no creer en él.


La magia de ser Sofía es un libro que te hace parte de su historia gracias a la autora y su manera de hacer que las historias ficticias cobren vida. Totalmente recomendado.



{4/5}
Light Blue Pointer