viernes, 16 de marzo de 2018

Reseña: La buscadora de niños de Rene Denfeld

Título: La buscadora de niños.
Título original: The child finder.
Saga: Por ahora, sin nombre 1/2.
Autor: Rene Denfeld.
Editorial: Del nuevo extremo | Océano.
ISBN: 9789876096973.
Páginas: 221.
Precio argentino: $310.
Tematika | Cúspide | Goodreads

Hace tres años, Madison Culver desapareció cuando su familia escogía un árbol de Navidad. Ahora tendría ocho años. Desesperados por encontrar a su hija, los Culvers dan con Naomi, una investigadora privada con un talento extraño para localizar a niños perdidos y desaparecidos. Conocida como La buscadora de niños, Naomi es su última esperanza. La búsqueda metódica de Naomi la lleva hacia un bosque helado y misterioso dónde deberá enfrentarse a su propio pasado fragmentado, porque ella una vez, también fue una niña perdida. Mientras Naomi descubre la verdad detrás de la desaparición de Madison, los fragmentos de un sueño oscuro atraviesan sus defensas recordándole una pérdida terrible que su memoria había bloqueado. Si encuentra a Madison, ¿Finalmente revelará los datos de su propia vida?
Gracias a la editorial Océano por este magnífico libro.


La buscadora de niños nos cuenta la historia de una mujer que no recuerda los primeros años de su vida, porque supone que fueron tan terribles que su mente decidió olvidar. Gracias a ese vacío que lleva dentro suyo, toma la decisión de ayudar a niños como ella: a niños desaparecidos.

Naomi es una mujer fría, fuerte y calculadora que se dedica día y noche a buscar chicos desaparecidos, sin importar hace cuanto tiempo lo están. Cuando parece que todo está perdido, la buscadora de niños aparece y, con un sexto sentido que parece tener, encuentra pistas donde nadie más se imaginó. Claro que no todos los casos se resuelven, ni todos los que sí tiene un final feliz, pero ella cumple su trabajo de manera impecable.

En esta ocasión conoceremos a dos familias desesperadas por encontrar a sus pequeñas. Una de ellas, y en la que se basa la historia, es la familia Culver, que se comunican con nuestra especialista porque Madison desapareció hace tres años en los bosques montañosos de Oregón cuando fueron a talar un árbol para la navidad; ella solo tenía cinco de edad.
Todos creen que la pequeña ya no está con vida porque no podría sobrevivir sola a tan bajas temperaturas, rodeada de animales salvajes y sin nada que comer, pero Naomi intuye que sí lo está y perseguirá la verdad con mucha paciencia, encontrando pistas que nadie antes vio.

Por alguna razón desconocida, el caso de Madison hace que "la buscadora" comience a tener sueños sobre su pasado con más frecuencia, más vívidos y con información que podría ayudarla a entender lo que le ocurrió. ¿Podrá Naomi enterarse, de una vez por todas, lo que le pasó cuando era tan solo una nena?


Nunca pierdas la magia.

Cuando la editorial me mandó las novedades del mes de Marzo, no dudé ni un segundo en pedir este libro luego de leer su sinopsis. Mi novio pasó por la editorial a retirarlo y días después lo comenzamos junto a mi queridísima Juani (de Bookaddicted), porque leer un libro acompañadas a veces hace que sea mucho mejor.

Realmente es muy difícil explicarles todo lo que siento tras haber terminado este libro. Los temas que se tratan en él son muy duros, como la trata y venta de personas, el maltrato, las violaciones y muchas otras cosas, que aumentan el horror sabiendo que todo le sucede chicos de lo más inocentes. Es admirable como la autora pudo pasearse por temas tan delicados con tanto tacto y respeto, sin duda es algo que se tiene que felicitar.

Yo no sé si es culpa de la Denfeld o mía por estar algo dispersa (lo más probable), pero la lectura de este libro se me hizo un poco pesada. Siento que los capítulos son muy largos para lo que esta novela trata, si fuesen cortos sería más fácil de procesar toda la información que nos dan.

Sacando ese detalle, todo lo demás me encantó. Los personajes no son muy profundos, porque la novela requiere de que no lo sean y para mi fue perfecto, no necesité de más detalles para saber como eran cada uno de ellos.

Si bien no lo dije antes, la autora narra el cautiverio de Madison y muchas veces lo hace desde la mente fantasiosa de la pequeña, haciéndonos ver como ya no sabía distinguir la realidad de los cuentos de hada. Es algo triste, pero Rene supo llevarlo de maravilla contándonos de forma aniñada los hechos más duros de la historia.

La historia es corta y se lee más que rápido, pero en ningún momento sentí que las cosas sucedieran de manera atolondrada, al contrario, todo ocurrió de forma pausada.

Cuando llegué al final del libro tengo que admitir que me dieron ganas de llorar por terrible sorpresa que se presenta, cuando lo lean sabrán a lo que me refiero. Me encantó la manera en la autora terminó el libro y que haya tenido un final cerrado pero que de pie a un siguiente libro, que será llamado The strawberry palace. Espero que junto a la continuación de esta serie sin nombre, traigan más libros de ella porque su pluma me hizo volar.

Hay un detalle que me pareció muy lindo, saliéndome de la historia. En los reconocimientos, la autora dijo dos cosas simples relacionadas a sus hijos y a las personas que se aman en la vida, algo que seguramente le salió del corazón y que me llegó al alma, así, con dos simples oraciones. Esa es una de las razones porque quiero leer más libros suyos, porque sabe como hacerte emocionar.

Sin importar cuánto hayas corrido, cuánto tiempo hayas perdido,
nunca es demasiado tarde para ser rescatado.


La buscadora de niños es una cruda historia sobre una nena de cinco años que se perdió y ahora, después de tres años, Naomi, la buscadora de chicos, intentará encontrarla siguiendo rastros que nadie antes pensó. Llena de situaciones dolorosas, ésta novela te sorprende y hace que la leas en un santiamén, también que la adores.

Tú me pediste que te encontrara.




{4,5/5}
Light Blue Pointer