viernes, 16 de febrero de 2018

Reseña: Nunca, nunca 3 de Colleen Hoover y Tarryn Fisher




Título: Nunca, nunca 3.
Título original: Never, never 3.

Trilogía: 3/3.
Autor: Colleen Hoover y Tarry Fisher.
Editorial: Planeta.
ISBN: 
9789504960119.
Páginas: 152.
Precio argentino: $249
Tematika | Cúspide | Goodreads  



¿Cómo logras que el amor de tu vida se vuelva a enamorar de ti? Es la pregunta que ronda por la mente de Silas después de días de intentar armar un rompecabezas en blanco. Él por fin ha logrado hacer memoria, pero Charlie necesita algo más poderoso, algo que la haga recordar por qué decidió olvidar, pues parece que así fue en un intento de arrancarse a Silas del corazón y protegerse a sí misma. En cuestión de horas no habrá vuelta atrás, si el misterio no se resuelve, Charlie y Silas serán extraños para siempre.

Él hizo todo lo posible para revivir las cosas entre nosotros. Está convencido de que pueden volver a ser como antes, algún día.
Mientras él invierte su tiempo en recordar… yo trato de olvidar.
No quiero recordar cómo se siente besarlo.
No quiero recordar cómo se siente amarlo.


Es posible que esta reseña contenga spoilers de los libros anteriores de la trilogía, ya que este es el último.

En Nunca, nunca 3 la historia comienza después del reencuentro de Charlie y Silas, justo cuando se cumplen otras cuarenta y ocho horas desde la última vez que perdieron la memoria, en el momento en el que la segunda entrega de esta trilogía finalizó.

En esta ocasión nuestros protagonistas fueron más precavidos que nunca. Escribieron notas, recuperaron los diarios de Charlie que tenía la policía y le pidieron a Landon que los pasara a buscar por el hotel donde compartieron la noche, para recibir una ayuda extra esta vez.

Esta joven pareja seguirá descubriendo cosas sobre ellos, como también las razones por la pelea entre sus familiares. Es más, Charlie, Silas y sus respectivos hermanos harán un pequeño viaje hacia la prisión donde el papá de las hermanas se encuentra y allí descubrirá cosas que no hubiese querido nunca, incluso algunas son sobre sus secuestradoras. ¿Cómo pudo ser tan ciega?

Ahora solo queda enterarse por qué pierden la memoria y si algún momento ésto se revertirá o seguirán así por el resto de sus vidas. 


—Confía en tus instintos. No en tu corazón, porque eso es complacer a la gente,
y no en tu cerebro, ya que se basa demasiado en la lógica.

Estoy indignadísima con esta última entrega, la verdad es que me decepcionó muchísimo.

Aunque Hoover y Fisher nos mostraron otro libro que se lee en poquitísimo tiempo, pero que carece totalmente de acción. Para el final de esta trilogía me veía venir algo mucho mejor, más interesante e incluso podría mostrarnos como actúa alguien que quiere venganza, pero no, todo se resuelve de manera rápida y desagradable para mi gusto. A ver, un final así me hubiese encantado en otro tipo de libros, no en éste donde se podría haber jugado con muchísimas opciones más interesantes.

Odié haberme quedado con dudas al finalizar el libro, por ejemplo, ¿qué fue de la vida de la mamá de Charlie? ¿Fue a rehabilitación o simplemente sigue igual desde que su marido fue preso? Siento que deberían haber escrito algunos capítulos más que nos cerraran la historia como corresponde.

Algo que debo destacar es el amor que Silas le tuvo siempre a Charlie. Aunque siempre fue correspondido, por lo que leemos en la historia, él sentía mayor atracción y era capaz de hacer cualquier cosa, incluso ponerse en ridículo ante todos, simplemente para sacarle una sonrisa a su amada. 

Me gusta hacerlo sonreír. No se necesita mucho para hacer que las comisuras de sus labios se eleven, pero para conseguir realmente que sus labios se curven del todo, tengo que ser extra atrevida.

Lamentablemente no tengo mucho más para decir. Recomendaría estos libros para alguien que se introduce en la lectura, creo que en ese caso se podría disfrutar el final, pero no a alguien que ya lee hace mucho tiempo, porque claramente es un final que, en mi opinión, no les va a gustar.



{2,5/5}
Light Blue Pointer img{ border-radius: 10px; }