viernes, 26 de enero de 2018

Reseña: Nunca, nunca 2 de Colleen Hoover y Tarryn Fisher



Título: Nunca, nunca 2.
Título original: Never, never 2.

Trilogía: 2/3.Autor: Colleen Hoover y Tarry Fisher.
Editorial: Planeta.
ISBN: 
9789504959274.
Páginas: 152.
Precio argentino: $249
Tematika | Cúspide | Goodreads  



Silas tiene el tiempo en su contra. Muchas verdades se revelan ante él, mientras que otras sólo empeoran su falta de memoria. Ahora todo está fuera de control y la desaparición de Charlie lo ha puesto en un aprieto, ya que él es el único lazo entre el pasado y el presente, así como la última persona que la vio. Entre los «te quiero» y los «nunca, nunca», hay un secreto que es más fuerte que Charlie y Silas y sólo juntos podrán descubrirlo.

Nunca olvides que yo fui tu primer beso verdadero.
Nunca olvides que tú serás el último mío.
Y nunca dejes de amarme entre todos ellos.
Nunca dejes de hacerlo.
Nunca olvides

Antes que nada quiero aclarar que la reseña posiblemente tenga spoilers del primer libro de la trilogía.

Este libro comienza justo donde el anterior termina, cuando ambos protagonistas pierden su memoria una vez más.

Silas se encuentra solo en ésto. Tras leer las notas que él mismo  escribió con anterioridad, se entera de todo lo que está ocurriendo: cada cuarenta y ocho horas pierde la memoria y le sucede lo mismo a Charlie, su novia, quien ha desaparecido la noche anterior y debe encontrarla con urgencia.

A pesar de que él no se siente identificado con nada de lo que acaba de descubrir, va a hacer lo posible para encontrar respuesta a todas sus preguntas, pero para eso necesita encontrar a Charlie primero, ¿por dónde deberá comenzar a buscarla?

Charlie se encuentra encerrada en lo que ella supone que es un hospital. "¿Cómo llegué acá?" "¿Qué es lo que tengo?" "¿Quién soy?" "¿Quién es el misterioso chico de mis sueños?" son algunas de las preguntas que surgen en su mente. Ella hará hasta lo imposible para conseguir esas respuestas.


Nunca olvides lo bien que se sintió cuando finalmente mis labios tocaron los tuyos.

Comencé Nunca, nunca 2 con unas ganas terribles de devorarlo en una sentada. La primer parte me había encantado, tenía que seguir con urgencia esta historia, y necesitaba despejarme un poco de lo que estaba estudiando, pero de la página 112 saltaba directamente a la 121, por lo que se me hizo imposible continuar con la lectura y me consumió una enorme amargura. Lo fui a cambiar en la librería que lo compré, pero como no tenían otro igual, me hicieron elegir por otro libro del mismo precio (en realidad, eligió mi hermana uno para ella) y yo decidí ir a El Ateneo a terminar con mi lectura, que tan enganchada me tenía.

En este libro noté a Silas más maduro, me gustó ver como se hacía responsable de todo, como se dedicaba a escribir cada cosa que se iba enterando sobre su vida anterior y la de Charlie, para conseguir estar más cerca de la verdad.
Landon, su hermano, no lo perdía de vista ni un segundo por sus actitudes raras. Él sospechaba que algo le estaba pasando y, por suerte, no lo dejó solo ni si quiera cuando creía que estaba fingiendo sobre todo el tema de la falta de memoria.
Sobre Charlie no puedo decir mucho, de hecho, casi no aparece en este libro, pero se la vio muy valiente ante tal situación que estaba atravesando. 


Si bien recibimos mucha información sobre la vida que nuestros protagonistas llevaban antes, yo creo que esta segunda parte fue más un libro puente que nos conduce hacia el desenlace de ésta misteriosa historia, en "Nunca, nunca 3". No avanzamos ni retrocedemos en esta parte, y es lógico, porque solo narra lo que les sucede en solo dos días. ¿Qué tanto puede pasar en cuarenta y ocho horas? 

Para ser sincera, opino igual que muchas otras personas con respecto a que el libro debería haber sido uno solo, largo y bien escrito, y no tres que luzcan como si fueran cuentos. Porque tanto la primer parte como esta parecen haber sido creadas solo por vender algo y no porque quieran darle al público lector un buen libro con el cual entretenerse.

De todos modos una cosa no quita a la otra y tengo que admitir que esta entrega me encantó. Como ya dije, me mantuvo enganchada, de principio a fin. Es un libro que se lee más que rápido y no por el hecho de que tenga pocas páginas, todos sabemos que a veces uno no puede avanzar ni dos de ellas por lo pesada que es la narración, sino porque Hoover y Fisher lograron mantener una linea de escritura muy amena y, sobre todo, intensa por el poco tiempo que le queda a los protagonistas para descubrir lo más que puedan sobre su pasado y descubrir lo realmente está sucediendo. Además podemos leer junto a Silas todas las cartas que fue encontrando, haciendo que toda la lectura se vuelva más ágil todavía.

En fin, para concluir con la reseña tengo que expresar mi enorme admiración hacia estas dos escritoras por haber logrado hacer un libro con tan grande misterio, en el cual no puedo ni acercarme a lo que en verdad está ocurriendo. Resulta que cada vez que me imagino como podría ser el desenlace de la historia, algo nuevo se descubre y cambia mi teoría.


Nunca dejes de necesitar que te bese así de nuevo.


Estoy ansiosa por terminar con esta trilogía tan criticada. Quiero tener mi propia opinión sobre ese final que todos dicen que nunca debería haber sido escrito. Quizás, como pasó en este libro y el anterior, me termine gustando.



{4/5}


Light Blue Pointer img{ border-radius: 10px; }