martes, 25 de abril de 2017

Reseña: Lenny y Lucy de Philip C. Stead.



Título: Lenny y Lucy.
Título original: Lenny and Lucy.
Autor: Philip C. Stead.

Ilustrador: Erin E. Stead.
Editorial: Océano Travesía.
ISBN: 9786077357292
.
Páginas: 18.
Precio argentino: $219
Goodreads | Tematika 

Gracias a la editorial Océano por colaborar con este ejemplar.


Tras el éxito internacional conseguido con Oso quiere contar una historia y Un día diferente para el señor Amos, la pareja formada por Philip y Erin Stead vuelve a entregarnos un álbum ilustrado lleno de belleza y amenidad. Mediante un conjunto de elocuentes y delicadas ilustraciones, y a través de un texto directo y conciso, los autores nos cuentan la historia de un niño llamado Peter, quien acaba de mudarse. Su nueva casa se encuentra en medio de un bosque gris y tenebroso, y para llegar a ella, es necesario atravesar un puente. Desde que se instaló, Peter se siente asustado, pues entre los árboles parece haber fantasmas y otros seres terribles. Ni siquiera la presencia de su mejor amigo, el perro Harold, logra que el chico deje de tener miedo. Para darse valor, decide crear con ropa vieja y una almohada a un guardián, el cual recibirá el nombre de Lenny y permanecerá afuera, custodiando el puente. No obstante, Lenny parece sentirse solo. Por eso Peter crea a una compañera guardiana llamada Lucy.



Lenny y Lucy es un libro infantil, ilustrado y muy corto, su narrador es omnisciente. En primer lugar nos cuenta sobre lo que el pequeño Peter siente al mudarse de su vieja casa a una frente a un tenebroso bosque. Su único amigo allí es su perro Harold, fiel como cada mascota.

Tras no poder dormir pensando en el bosque que estaba al otro lado del puente, Peter y Harold crearon, con almohadones y cobijas, a Lenny, el Guardián del Puente. Pero éste parecía sentirse solo, por lo que estos dos amigos pensaron: ¿por qué no crear una compañera guardiana? Y así fue como Lucy llegó a sus vidas. Pronto también conocieron a Millie, pero de ella sabrán cuando lean el libro. 


Ayer pasé por la editorial a retirar este libro con mi novio y después fuimos a comer al Mc. Mientras él esperaba la comida yo empecé y terminé el libro... con 18 páginas era de esperar ¿no?

Claramente es un libro infantil y se nota a distancia en la cantidad de páginas que tiene, el tamaño de las letras y el tipo de narración. Creo que es un libro perfecto para leerle a los más chicos porque nos muestra que hay amigos que siempre te acompañan hasta en los malos momentos y que sentirse acompañado es algo importante, algo que te hace bien. Además viene acompañado de sencillos y preciosos dibujos (el dibujo tiene mucho que ver con lo que estudio y me encantan como están hechos éstos). 

Si tienen hijos, hermanos o primos pequeños, este libro es ideal para que lean juntos.


{3/5}

Voy a guardar este libro para leérselo a los
más chiquitos de la familia, veremos si dura
hasta que mis hijos nazcan...
¿A ustedes les interesa?
Publicar un comentario
Light Blue Pointer img{ border-radius: 10px; }