martes, 5 de abril de 2016

Reseña: "Amy y Roger" de Morgan Matson




Título: Amy y Roger.
Título original: Amy and Roger's Epic Deatour.
Autor: Morgan Matson.
Editorial: Plataforma Neo.
ISBN: 9788416096022.
Páginas: 396.
Goodreads | Lectorati

Para encontrar el verdadero camino, a veces tienes que perderte…
 Amy no quiere que llegue el verano. Su madre ha decido mudarse al otro extremo de los Estados Unidos, y ahora Amy tiene que llevar el coche de California a Connecticut. El problema es que, desde la muerte de su padre en un accidente de tráfico, no se siente capaz de ponerse al volante. Y aquí entra Roger, un amigo de la infancia que también debe viajar al otro lado del país, y que carga con sus propios problemas. A medida que avanzan, ambos descubrirán que las personas que menos esperas pueden convertirse en las más importantes y que a veces es necesario dar algunos rodeos para llegar a casa.

 Amy y Roger está narrado por Amelia Curry quien vive sola en California, ya que su gemelo está en rehabilitación, su mamá preparando su nueva casa en Connecticut (hace un mes...) y su papá falleció en un accidente automovilístico del cual ella se siente culpable. 
 La mamá de nuestra protagonista sabe que desde que su marido falleció, su hija no maneja más. Por eso arregla con una amiga para que su hijo,
Roger, recorra el país junto a Amy, en auto. Incluso ella misma se encarga de trazarles el camino y hacer reservas de hoteles para que lleguen a Connecticut cuatro días después de comenzar el viaje.
 En el momento que nuestros protagonistas emprenden su viaje, deciden desviarse un poquito del camino acordado, lo que causa que cambie totalmente su vía... Al principio intentaron retomarla, pero luego decidieron que sería mejor visitar los lugares que ellos quisieran y no los que la madre de Amy les eligió. 

Los ataques de llanto simplemente parecía demostrar que, por mucho que yo quisiera fingir lo contrario, tenía un enorme y profundo agujero en el pecho que había intentado cubrir con hojas y unas cuantas ramas. Aquel patético camuflaje no me engañaba ni a mi misma.

Necesitaba leer un libro de este estilo. Es totalmente ligero, perfecto para leer en un viaje, entre exámenes, cuando te cansás de ciertos tipos de libros o para salir de un reading slump. 

http://leyendoentreletras.blogspot.com.ar/2015/01/amy-y-roger-morgan-matson-resena-143.html¿Saben qué es lo que más me divirtió del libro?
La mamá de Amy le regaló un libro de viaje que se muestra. Ella fue describiendo, muy por arriba, cada lugar que visitaron; mostró su playlist y tickets de compra, también puso fotos de paisajes, tiendas u hoteles que visitaron y de la comida que disfrutaron. Pegó algunas notitas e hizo dibujitos, también.


–Pero nada dura eternamente –repuso Drew.

 La pluma de la escritora es muy amena y sencilla y estuvo bien como retrocedía en el tiempo; lástima que la historia no tiene mucha profundidadAmy es un personaje bien armado y llegué a entender todo lo que sentía por lo que estaba viviendo, pero faltó explicar mucho sobre, por ejemplo, Roger. 
También me hubiese gustado saber más sobre Charlie.

Mi personaje secundario favorito fue el hermano de Hadley.


-Mañana mejorará.
-Pero ¿y si no es así?
-En ese caso, te lo repites mañana. Porque podrá pasar. Nunca se sabe, ¿no? En algún momento, mañana mejorará.


 El romance que se presenta en este libro me gustó mucho porque fue real. Fue un amor que fue creciendo poco a poco, para nada precipitado. Perfecto para una historia sobre un chico de diecinueve años y una chica de diecisiete. 

Ad astra per aspera –respondió Walcott. Eso no significaba nada para mi, pero vi que Drew asentía con la cabeza–. Es el lema del estado de Kansas –nos dijo a Roger y a mi– Hacia las estrellas a través de la adversidad.

Hablando del final, me pareció muy inteligente. Sin decir una palabra, sabemos como continuó todo... ¡felicidades, Morgan!


–Decir adiós es como asumir que no vas a volver a ver a una persona. Es aceptar que esa sea la última conversación que tengáis. Así que, si no lo dices, si dejas la conversación abierta, significa que tendrás que volver a verla.

Le tenía muchas ganas a este libro y estaba segura que me iba a encantar pero la verdad, aunque es un libro muy bonito, no llegó a aportarme mucho. Disfruté un montón leer Amy y Roger, pero nada más que eso.


Roger y Amy me dejaron con muchas ganas de vivir lo que ellos.



{3/5}

¿Leerían esta divertida historia? 
¿Leyeron algo de Morgan Matson ya?

Publicar un comentario
Light Blue Pointer img{ border-radius: 10px; }